El actor Antonio Banderas visitó ayer por la tarde las oficinas de Facebook España, en Madrid, donde realizó un Facebook Live para contestar las preguntas de sus seguidores. A través de un vídeo en directo, sus fans de todo el mundo, desde países como Méjico, Argentina, Italia y España, le preguntaron por sus proyectos actuales y futuros. “Me quedan por cumplir todos los proyectos, sigo pensando que aquello por lo que se me recordará no lo he hecho todavía, todos los días que me llega un proyecto pienso que será el que me defina”. Reconoció ser un hombre hiperactivo, al que le gusta la fotografía, la moda – actualmente trabaja con la Universidad St. Martin en Londres-  posee una línea de perfumes y compone música: “A mí me gustaría vivir 1.000 años para estudiar piano, dar conciertos, me gustaría tocar muchos palos. Me considero un hombre renacentista”. Escribir es otra de sus pasiones: “Escribo poesía y guiones. Quiero volver a dirigir, quiero contar las cosas, el mundo que me ha tocado vivir con mi propio guion. A finales de 2018 o principios de 2019 quiero ponerme detrás de una cámara”.

En este sentido, Banderas ofreció su visión sobre cómo vislumbra el futuro del cine: “El futuro del cine es complejo. Está cambiando la dinámica de los formatos. La gente no lo ve en los grandes cines. Se pierde una parte del romanticismo, y la grandeza del espectáculo, de la gran pantalla. Parece que va a quedar para producciones muy específicas. Ahora bien, el teatro, un arte de más de 4.000 años, se ha revalorizado con las nuevas tecnologías. Es el acuerdo tácito a contar una historia, a sentirla y a recibirla. Eso nunca va a cambiar. No puede ser posible”. Antonio Banderas explicó por qué nace Vibuk, la red social que presentó ayer en España: “Vibuk está alrededor de ese mundo. Es una plataforma que trata de hacer visibles a los talentos que son invisibles. Yo cuando vine a Madrid era muy difícil entrar el circuito. Vibuk no sólo va enfocada al mundo de la industria. Si haces chistes o tocas el saxofón, alguien puede contratarte para una fiesta, por lo que es una plataforma muy abierta”.

Los fans le preguntaron por uno de sus papeles más conocidos, El Zorro: “No sé si me gustaría volver a interpretar el Zorro. El Zorro se rueda a muchos metros de altitud en Méjico, y es muy duro y peligroso. Acabo de cumplir 57 años. Quizá debería darle el testigo a un nuevo Zorro y hacer el papel de Anthony Hopkins. Tendría que ver si el guion me exige mucho físicamente”. Recordó también su papel en La Piel que Habito, con Pedro Almodóvar: “El rodaje fue muy intenso. A Pedro lo quiero mucho pero es muy intenso. Te desnuda, saca lo que has hecho anteriormente. Cuando vi la película por primera vez, vi la tesitura que había conseguido Pedro en mí”. En relación a cómo serían sus películas si fueran perfumes, ha comentado que las de Almódovar tendrían un aroma “fuerte y complejo” y las de Robert Rodriguez un tono seco o desértico.

El actor repasó algunas de sus experiencias con otros actores de Hollywood: “Lo pasé muy bien con Silvester Stallone en Asesinos. Es un italiano americano que ha crecido en la calle. Es un magnífico director, es una persona que sorprendería a muchos”. También destacó a Paul Newman como una de las personas que más le han impresionado: “Paul Newman era un buen amigo de mi exmujer y yo fui muy amigo de su mujer, me impresionaban mucho sus historias. Era una persona bondadosa, colaboraba con los niños con cáncer. Era un tipo muy abierto y había desarrollado su carácter público al beneficio de otros”. Por último confesó que le gustaría trabajar con Robert de Niro. “Le admiro, le conozco, pero no he tenido la oportunidad de trabajar con él. Los dos somos muy jóvenes y tendremos una oportunidad de futuro”, comentó entre risas.

Próximamente dará vida a Picasso, que ha sido es una figura muy cercana en su vida: “Es un proyecto precioso, lo interpretaré desde sus 40 años hasta el final de sus días. El proyecto de Carlos Saura tiene como gran protagonista al Guernica, una época muy específica. La sombra de Picasso ha sido parte de mi vida. Vivía a dos ‘cuadras’ de mi casa”.

Por otro lado, explicó que Málaga es la ciudad donde le gusta vivir y donde realizará un futuro proyecto cultural: “De mi tierra me gusta todo: los museos, la playa, mis amigos, pasear. Trato de desarrollar un cariño crítico. Hay cosas que son mejorables pero es fantástico (…) Estoy a punto de cerrar un acuerdo para posibilitar un proyecto relacionado con el teatro en Málaga. Veo que Málaga ha crecido mucho exponencialmente en cultura. Tenemos un ramillete de los mejores museos del mundo. Quiero hacer un teatro de dos tipos, uno comercial y de laboratorio. Quiero aportar un granito de arena para que se consolide”.

El malagueño también hizo referencia a su salud: “Me encuentro bien. Empiezo a relativizar y tengo la impresión de que las cosas que le pasan a uno se las busca uno mismo. Quizá llevaba un ritmo de trabajo demasiado fuerte que le afectó al corazón. He tenido un pecado durante este tiempo, que es fumar. Lo dejé, pensé que era imposible y no lo ha sido”. Sus fans también le preguntaron por su secreto de belleza: “No hago nada especial. La naturalidad te conserva bien por dentro y por fuera. Hay que ser honesto en la vida”.

Por último, declaró que nunca cambiaría nada de lo que ha hecho: “He cometido errores. Esa es la idea que tengo de la vida, quiero vivir libre”. “El consejo más importante que me han dado es que amara aquello que hiciera. Que amara desde que suena ‘¡acción!’ hasta ‘¡corten!’. Si te entregabas, todo lo demás vendría. El secreto era depositar mucho cariño en aquello que querías hacer”, concluyó.

Aquí puedes ver el vídeo completo: