La vista de Facebook en Tokyo.