Una de las micrococinas de Facebook en Tokyo.