Animamos a los equipos de Facebook a hacer suyo el espacio de trabajo, como este de la oficina de Londres.