Empleados colaborando en la oficina de Dublín.