Espacio de trabajo en la Oficina de ingeniería de Facebook en Boston.

Foto: Fotografía de Patrick Rogers