Facebook acaba de lanzar el Portal para Padres. Se trata de una nueva sección dentro del Centro de Seguridad de Facebook, que incluye una recopilación de enlaces prácticos y sugerencias para ayudar a los padres en su experiencia con la plataforma, así como consejos que pueden resultarles de utilidad cuando se planteen cómo hablar con sus hijos sobre seguridad en Internet.

Más adelante, en este mismo email, te envío unos consejos generales que ha elaborado Facebook para los padres. Y en este Post publicado por Antigone Davis, Jefa de seguridad global de Facebook, tienes más información sobre el nuevo portal, así como un vídeo explicativo con declaraciones de varios portavoces de la compañía.

Esta es la traducción del post, por si la necesitas:

Cada día, los padres recurren a Facebook para pedir asesoramiento en grupos, compartir imágenes de sus hijos o simplemente mantenerse en contacto con la familia en diferentes lugares. Además, muchos de ellos tienen preguntas sobre cómo funciona Facebook cuando sus hijos se unen a la plataforma. De ahí que hoy presentemos el Portal para padres, una nueva sección del Centro de seguridad de Facebook.

Tanto si tú como tu hijo adolescente disponéis de una cuenta personal, hemos recopilado información básica y sugerencias para sacar el máximo partido de tu experiencia y ayudar a tu hijo a lo largo de la suya.

También nos complace ponerte en contacto con expertos en seguridad en internet de todo el mundo que ofrecen recursos específicos para los padres.

Esperamos que te resulten útiles.

Antigone Davis, Jefa de seguridad global de Facebook

 

CONSEJOS DE FACEBOOK PARA PADRES:

La tecnología ha cambiado el modo en que las personas conectan entre sí, pero, para las familias, los aspectos básicos a la hora de hablar con los niños sobre seguridad siguen siendo los mismos. Al trabajar con socios expertos de todo el mundo, hemos reunido una serie de sugerencias que pueden serte de utilidad cuando te plantees cómo hablarles a tus hijos sobre su seguridad en internet.

  • Hazles saber que las reglas son válidas tanto para actividades en internet como fuera de internet. No les hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti. De la misma manera que les adviertes de que deben mirar a ambos lados antes de cruzar una calle o que es necesario ponerse casco para montar en bicicleta, enséñales a pensar antes de compartir contenido en internet.
  • Intenta ser un buen ejemplo. El viejo dicho de que tus hijos “harán lo que tú hagas; no lo que tú digas” se cumple también en la actividad en internet. Si estableces restricciones horarias sobre cuándo pueden usar las redes sociales o navegar por internet (por ejemplo, no chatear después de las 22:00), tú también deberías adoptar ese comportamiento.
  • Empieza a interactuar con ellos cuanto antes. De los datos recopilados se desprende que los padres deben empezar a interactuar con sus hijos en internet el momento en el que estos comienzan a usar las redes sociales. Es recomendable añadirles como amigos cuando se unen a Facebook. De igual forma que debes sentar las bases para el diálogo y la conversación con tus hijos a una edad temprana sobre otros temas, también debes hacerlo para hablar sobre el uso de internet. Cuanto más esperes, más complicado te resultará. Habla con ellos sobre la tecnología en general incluso antes de que empiecen a usar las redes sociales. Así sentarás las bases para conversaciones futuras.
  • Identifica y aprovecha los momentos clave. Por ejemplo, el momento en que tus hijos reciben su primer teléfono móvil es ideal para establecer una serie de normas básicas. Cuando los niños cumplen los 14 años y, por tanto, ya tienen la edad mínima para unirse a Facebook y otras redes sociales, es un buen momento para tocar el tema de compartir contenido de forma segura. Por otra parte, cuando los jóvenes consiguen el permiso de conducir es el momento idóneo para recordarles la importancia de no usar el móvil mientras conducen.
  • Ten confianza en ti mismo. Normalmente, puedes emplear los mismos métodos que sueles utilizar con tus hijos para educarlos en otros ámbitos también para hablar sobre sus actividades en internet. Si tus hijos responden mejor a un acuerdo negociado, crea un contrato que podáis firmar ambas partes. O, quizá, lo único que necesitan tus hijos es conocer las reglas básicas.
  • Pídeles a tus hijos que te enseñen. ¿No tienes cuenta de Facebook? ¿O quizá te interesaría probar un servicio de transmisión de música? Si tus hijos ya están familiarizados con estos servicios y aplicaciones, ellos mismos pueden ser un recurso excelente. La conversación también puede servir para hablar sobre temas de seguridad y privacidad. Por ejemplo, quizá puedas preguntarles sobre la configuración de privacidad mientras configuras tu propia cuenta de Facebook. Además, como la mayoría de los padres sabe muy bien, a tus hijos les encantará tener la oportunidad de poder enseñarte.

Esta lista es solo un comienzo y puede no ajustarse del todo a las necesidades de tu familia. Lo más importante es que esa conversación tenga lugar.